Debilidades de Leo

Ya hemos visto con anterioridad la importancia de la regencia de los astros y planetas en cada signo del zodíaco, y Leo no se escapa de esto también, hay una cantidad de planetas que hacen su presencia en él regalándoles dotes positivos y negativos que ayudarán a describir y formar sus personalidades en la Tierra. Es importante que conozcamos estos planetas, nos ayudará mucho a la hora de conocer y conocerse, es importante no tomar estrictamente las palabras ya que también son frases genéricas que están a la espera de los análisis que cada uno le pueda dar para tener un significado que sea correcto y próspero.

El primer planeta astrológico, y principal, entre ellos es el Sol, es un fiel regente que irradia mucho poder, y al igual que en el planeta descarga una gran cantidad de energía vital en este signo, ellos en carga positiva pueden irradiar cualidades muy armónicas, están encargadas de la salud, dándoles una salud positiva. También es capaz de dar una nobleza en sus actividades, llenándolos de una vitalidad que contagia a los demás. Además el Sol puede traer consecuencias que pueden ser negativas, entre ellas está la palabra orgullo, se pueden cerrar mucho en esos ideales que intentarán imponerlos sobre los demás, no olvidemos la fortaleza de estas personalidades en este sector del zodíaco; pueden volverse también un tanto necios en el derroche de energía vital en cosas que no dejen nada productivo.

El siguiente planeta que hace una parada por Leo es Urano, es el encargado de exiliarse en esta porción del zodíaco, este planeta puede dar unas características benéficas bastantes interesantes, pueden ofrecer una seguridad que se vea reflejada en el futuro, los llena de optimismo, es capaz de dar esa cuota creativa para el logro de cosas muy bonitas y productivas. Es también el encargado de dar alguna extravagancia que se torne negativa, puede volverlos brutos en lo que a acción se refiere encontrando así excesivos apegos que solo llevan a dependencias dañinas.

El otro planeta que se exilia en Leo es Saturno y puede traer varios aspectos enfocados en el equilibrio del ser, puede traer serenidad y tranquilididad, los puede ayudar a ser responsables en las tareas laborales. Hay que estar atentos a lo negativo de este planeta, porque puede traer grandes malicias, puede volverlos materialistas y tornar corazones completamente frívolos.

El penúltimo planeta que hace su trabajo es Plutón, es el principal encargado de la energía vital en la sexualidad, es el que lleva a la actitud de la autotransformación, y es el encargado de la creatividad externa. Pero hay que estar atentos porque es el encargado de mandar instintos exagerados y descontrolados a nivel sexual, es el que los lleva a una dureza y necedad en el carácter.

La última parada planetaria sobre este signo es la que hace Mercurio, es el que se encarga de regalar cosas positivas en el plano de la creatividad del intelecto, es donde la capacidad de individualizar las cosas se torna fuerte y productiva, cuando la mente se vuelve clara. Pero como grandes notas negativas se encarga de otorgar falta de ejercicio en lo que a mente se refiere, escasea la cultura del intelecto, y pueden tornarse superficiales por completo.

Más información sobre Leo