El Ermitaño

El Ermitaño es la carta número nueve en los Arcanos Mayores del Tarot, esta es una carta muy peculiar que habla de cuatro conceptos principales, hablamos concretamente de la introspección, de la búsqueda, de la orientación y de la soledad. Comenzamos primero con los dos primeros conceptos que hablan concretamente del campo de las acciones, cuando decimos introspección hablamos de una realidad que habla de poder ser introspectivo.

Para ello hay que lograr pensar las cosas, para lograrlo se debe de centrar en el plano interior de la personalidad,  se debe de concentrar por fuera del plano afectivo. Esta carta sin dudas habla de encontrar las respuestas dentro para lograr comprender lo necesario que permita salir de esa etapa de transición.

Es una carta que habla de búsqueda, de poder buscar una comprensión mayor a la actual para poder encontrar respuestas. Para ello se debe de querer la verdad a toda costa, desear un nuevo camino que permita cambiar todas las perspectivas actuales. En la primera oración hablamos de orientación, y la pista reside en poder recibirla y brindarla,  para lograrlo es posible que se deba de acudir a una forma de aceptación que permita encontrar los aprendizajes.

Es un camino que habla de recibir ayuda o de brindarla, acudir a palabras de un gran maestro o de aprender a serlo. Sin dudas es una carta que habla de una búsqueda de soledad, una necesidad de estar solo para poder encontrar una tranquilidad que elimine el caos de la actualidad. Es momento de renunciar a todas las distracciones para poder retirarse a la privacidad interna del espíritu, una carta que aclama por aprendizajes profundos que traigan solidez a todas las acciones futuras.

En las lecturas de tarot esta es una carta que sugiere en la mayoría de los casos una necesidad de estar solo, un lapso de tiempo que habla de reflexión, para ello hay que suprimir todas las distracciones. Incluso es una carta que puede indicar una conveniencia de retiro, si se está en medio de una disputa es un claro indicio de distanciamiento.

El Ermitaño en sí puede significar una búsqueda de cualquier índole, una búsqueda que por lo general aparece para encontrar una comprensión mayor sobre aspectos fundamentales de la personalidad, es representante de la frase busca y encontrarás. No es malo en estos casos recibir la ayuda de grandes maestros, siempre es bueno progresar.

Texto elaborado por Begoña

Si quieres saber más llámame al teléfono 806 430 754 o con tarjeta de crédito al 910 801 282